El Día Que River Tocó El Cielo: 30 Años De La Copa Intercontinental

14 de diciembre de 1986 marca una de las fechas más importantes en la historia del Club Atlético River Plate. El Millonario viajó a Japón para su gran cita, lo esperaba el Steaua de Bucarest rumano para disputar la Copa Intercontinental.

En realidad ya ese 1986 ya era un gran año para el cuadro de la Banda Roja, había ganado el título local con cierta comodidad, incluyendo un categórico 3-0 sobre Boca en la Bombonera, con la famosa pelota naranja y los goles del Beto Alonso.

Meses después también levantó la primer Libertadores de su historia al vencer al América de Cali con la noche inolvidable del ‘Búfalo’ Funes.

El partido fue bastante complicado para River, de hecho los primeros minutos sufrió muchísimo. Steaua incluso se adelantó pero el gol fue anulado por fuera de lugar. Tras esa acción River empezó a ver un poco de luz y sobre la media hora de partido llegó el momento que todos los hinchas del Millonario anhelaban.

river-front

Una falta en media cancha para River, ahí el Beto Alonso madrugó a los rumanos y tocó rápido para Alzamendi que metió el punterazo, la pelota se estrelló en el palo y el rebote le quedó a la ‘Hormiga’ que con la cabeza mandó al fondo de la red el balón.

1-0 para La Banda que tuvo que trabajar duro para mantener el resultado. Sobre los últimos minutos el ‘Tolo’ Gallego hizo un cierre providencial que evitó el empate. Minutos después, River pudo convertir el segundo pero Alfaro estrelló el balón en Stingaciu, arquero del Steaua.

Para darle un poco de drama al final, Montenegro sacó un balón de media chilena que bien pudo terminar en el gol de la igualdad. Así terminó el partido y River conquistó su primer y hasta aquí, única Copa Intercontinental.

30 Años pasaron de esa gesta, el día que La Banda alcanzó lo más alto del mundo futbolero

Historias Del Superclásico: El Último De Palermo Y El Fantasma De La B

Todos los ciclos se cierran y el de Martín Palermo en Boca llegó a su fin un 15 de mayo de 2011, justo en la Bombonera y también frente a una de sus víctimas favoritas, River que además venía muy golpeado y tratando de zafar del descenso.

La primera hora del clásico la dominó River, jugó bastante bien y tuvo un par de chances pero el gol llegó del otro lado, un corner que parecía tener bajo control Juan Pablo Carrizo pero el arquero de River terminó metiendo en su propio arco.

Tres minutos después llegó el gran momento de Martín Palermo, el día que jugaba su último clásico no podía despedirse sin hacer un gol y de paso, acomodar a River cerca de jugar en el Nacional B.

palermo-gol

Un tiro libre que cortó la defensa de River terminó cerca del ‘Titán’ y de cabeza dejó el 2-0 para el Xeneize ante la locura de sus hinchas y el mítico abrazo con Riquelme con quien no tenía buena relación.

El segundo tiempo fue intenso, River desesperado por el gol que nunca llegó. La terde tuvo otro momento dorado, sobre los 35 minutos Palermo se retiró de la cancha y antes de abandonar el campo le dio la cinta de capitán a Riquelme.

Así se despidió Palermo de los clásicos y también River, que un mes después se fue al Nacional B condenado por el porcentaje y un mal manejo a nivel directivo que condenó al conjunto Millonario a descender por primera vez en su historia.

Historias Del Superclásico: Cardíaco Final En El Monumental

23 de marzo de 1997.

River y Boca se cruzaban una vez más en la rica historia del Superclásico, dos grandes planteles en busca del tramo final de la campaña que hasta ese día, el Millonario estaba en la punta.

Todo comenzó mal para River y muy bien para Boca, en menos de media hora el Xeneize le pintó la cara al Millonario, primero Cedrés (ex-River) y más tarde Sergio Martínez hizo dos goles para poner el partido 3-0.

Para La Banda pudo ser peor pero Bonano le atajó un penal a ‘Tito’ Pompei, peor igual Boca se daba uno de los grandes bailes en la historia del River-Boca en casa de su más grande rival.

Todo bien para el equipo de La Ribera, lujos, toques por toda la cancha hasta que sobre el final del primer tiempo la ‘Bruja’ Berti sacó un zurdazo que terminó en el fondo del arco de Guzmán. 3-1, final de los 45 minutos iniciales y ¿Partido liquidado?

river-3-boca-3-clausura-1997

El complemento no pudo empezar peor, Berizzo se fue expulsado y River quedó muy golpeado, perdía 3-1 y con diez en la cancha era difícil pensar en acercarse en el marcador.

Sobre los 25 minutos ‘Manteca’ Martínez también se fue expulsado y a partir de ese momento, River empezó a construir una de las grandes historias del Superclásico.

Seis minutos más tarde Luis Facundo Villalba recibió el balón solo frente a Guzmán y la picó con clase para el 2-3 y diez minutos más tarde tras un corner, Celso Rafel Ayala metió un cabezazo infernal para poner el match 3-3.

Un minuto después Cedrés se fue expulsado y sobre la hora River casi lo da vuelta. Final infartante en el Monumental. Se dice que un equipo grande nunca debe festejar un empate pero ese día la historia cambió, River amargó a Boca que tenía el partido en el horno y ese 25 de marzo pasó a la historia por ser el día que el Millonario también se sacó de encima el apodo de Gallinas.

 

Historias Del Superclásico: El Adiós Del Diez

Sábado 25 de octubre de 1997.

River era una máquina, un equipazo que no lo detenía nadie, o al menos hasta ese día que se cruzó con el eterno rival. Boca llegó al Monumental con una racha importante de partidos sin derrota en ese estadio, pero como justamente se trataba de un partido diferente, todo podía pasar esa tarde.

Minutos antes del inicio del partido, Diego Armando Maradona se acercó a saludar al entrenador de River, Ramón Díaz, con quien tenía una relación algo más que fría, sin embargo, el ‘Pelado’ no fue muy efusivo con el ’10’.

El equipo de Ramón Díaz arrancó mejor pero Córodba tapó un par de veces y evitó la caída de su arco, hasta que Sergio Berti abrió el marcador para La Banda tras un balón que bajó con mucha clase Marcelo Salas y ahí la ‘Bruja’ le metió un zurdazo para el 1-0.

Maradona jugó todo el primer tiempo pero fueron superados por el equipo de Núñez, Diego tuvo un par de jugadas pero siempre estuvo bien marcado por Monserrat y Astrada.

maradona-ultimo-front

Al finalizar el primer tiempo, el ‘Diez’ abandonó la cancha, era notorio que ya no estaba para jugar los noventa minutos y en su lugar entró Claudio Caniggia.

La segunda parte fue otra película, apenas a los dos minutos, Latorre (antes de su famosa frase: “Boca es un cabaret”) le dio un pase-gol a Torresani (ex-River) para poner el partido 1-1.

Más tarde Palermo le dio el triunfo a Boca con un gol que River reclamó hasta el cansancio, River terminó con un par de chaces que pudieron cambiar el resultado pero ni Cardetti ni Salas estuvieron finos frente al arco.

25 de octubre de 1997, ese fue el último clásico de Maradona, se despidió del ‘Súper’ con un triunfo y en cancha de River, también fue su último partido oficial, el ‘Diez’ no volería a jugar de manera profesional nunca más y ese día también, debutó un tal Juan Roman Riquelme con Boca.

Historias Del Superclásico: Un Toro En La Boca

16 de mayo de 2004

River se metió a la Bombonera para medirse a Boca que llegaba invicto tras 14 fechas y además dos puntos arriba del Millonario. Era el duelo que prácticamente definía el título del Clausura.

El partido tuvo un momento que pudo torcer la historia, a los 6 minutos Donett quedó solo frente a Lux y le entregó el balón. Tras esa falla River tomó el control del juego y minutos después encontraría el gol que buscaba.

Cuando faltaba poco para finalizar la primera parte llegó un disparo de Maxi López que Abbondanzzieri tapó, tras esa acción llegó un corner que remató el ‘Turco’ Higuaín y Fernando Cavenaghi se encargó de mandar al fondo del arco.

cave-inn

El ‘Torito’ gritaba gol en la Bombonera, el partido estaba para el Millonario y además podían treparse a la cima del torneo.

La segunda parte fue muy intensa, River se encargó de cerrar espacios y buscar liquidar de contra. Boca lo intentó pero esta vez el huevo y el ímpetu no fueron suficientes.

River esta tarde nublada de mayo le sacó el invicto y la punta al eterno rival gracias a la embestida del ‘Torito’ Cavenaghi, fundamental en el título de ese Clausura 2004 que ganó La Banda.

Historias Del Superclasico: El “Nucazo” de Guerra

29 de septiembre de 1996, se jugaba una edición más del Superclásico del fútbol argentino, River visitaba La Boca apenas unos meses después de haber conquistado la segunda Copa Libertadores de su historia.

Boca y River tenían equipos envidiables, llenos de figuras y desde luego eso provocó que el partido fuera el más esperado del segundo semestre de ese 1996 en Argentina.

El partido arrancó con River siendo dueño de la pelota pero Boca se adelantó con un bombazo terrible de Pompei que dejó sin chances al ‘Mono’ Burgos.El Millonario reaccionó rápido y Marcelo Salas puso el 1-1.

hugo-guerra-boca-river-apertura-1996_11hylo4vu37kq1iebilx0duimv

Para la segunda parte el Xeneize recuperó la ventaja tras una mano de Celso Ayala dentro del área, penal que Gabriel Cedrés (ex-River) transformó en el 2-1 para el delirio de la Bombonera.

River se levantó y puso el juego 2-2 luego de un cabezazo de Juan Pablo Sorín. Justo cuando el cronómetro llegaba al minuto 45 se cobró una falta a favor de Boca, ahí apareció Hugo Romeo Guerra y con la nuca definió el clásico para Boca 3-2.

Su “Nucazo” quedó en la historia de los River-Boca. Guerra por cierto, llegó ese año a pedido de Carlos Salvador Bilardo y solo jugó 12 partidos y apenas convirtió 5 goles, uno de ellos, quizás, el más importante de su carrera.

El Vuelo De La Selección Argentina Que Rozó La Tragedia

El diario Folha de Brasil mostró un informe sobre la empresa aeronáutica LaMia y confirmó que el avión en el que fallecieron los jugadores del Chapecoense era el mismo en el que dos semanas atrás había utilizado la selección argentina luego de enfrentarse a Brasil por las eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

En la publicación también se amplía sobre las condiciones en las que viajó el seleccionado argentino y estuvo cerca de quedarse sin combustible, justamente la causa del terrible accidente donde fallecieron futbolistas y un grupo de reporteros.

lamia-arg

Según el diario brasileño, el vuelo LaMia tuvo una duración de cuatro horas y cuatro minutos, situación que evitó una tragedia pues el viaje estaba planeado para que durara dieciocho minutos más.

Desde las oficinas de la Asociación del Fútbol Argentino, se desmintió la información que empezó a circular en torno a la posibilidad de que la AFA eligiera el avión de LaMia por ser uno de bajo costo.

Francisco Nabais jefe de prensa de la AFA señaló que se decidió por LaMia porque pensaron que al llevar ya a varios equipo se trataba de una empresa seria.

 

**FUENTE FOLHA**