Final [Caja Negra]

Hugo Carreón | @HugoCarreon_

No sorprende el resultado final, de hecho, era lo más lógico, Argentina llegó atropelladamente al Mundial, así se clasificó a octavos y también así se va de Rusia. La teoría sobre tener enfrente a un rival más estructurado en cuanto a un estilo de juego y a un plan bien armado confirmó las sospechas, Argentina solo tuvo a Messi y no fue suficiente para superar la barrera de los octavos de final y ni con el esfuerzo del resto del equipo alcanzó, cuando el rival te supera en juego, entra el huevo y hoy ni con eso alcanzó.

Todo comenzó mal para Argentina, en realidad nada había cambiado, se metió al Mundial tras una fase clasificatoria llena cambios, malos resultados y fallas dirigenciales que tras la derrota ante Croacia quedaron expuestas.

Para colmo, como suele decirse, si las cosas van mal se pueden poner peor y Argentina hizo un doctorado en mostrarle al mundo cómo inmolarse en pleno Mundial. Sampaoli sin ideas, devorado por la presión y expuesta su improvisación, el plantel se cansó, la pateó el tablero y todo se desmoronó.

Messi sintió todo el peso de ponerse la ’10’ más que en sus tres apariciones previas en la Copa del Mundo, con Islandia falló un penal, ante Croacia desapareció y con Nigeria jugó bien 45 minutos, hizo un golazo pero es muy poco para un crack de su tamaño.

06CE4536-7BA3-4B3D-8296-00C5F35CA332

Pero culpar solo a La ‘Pulga’ sería injusto, en realidad, más allá de lo poco que mostró en el mundial no es el gran culpable, lo que vivió Argentina en el torneo fue una suma de factores que derivaron en una eliminación más que merecida.

Analizar la derrota con Francia no tiene sentido, fue superado claramente más allá de estar en ventaja unos minutos, el momento en el que los franceses dieron vuelta al partido, sintetiza la “gestión” de Sampaoli con el combinado albiceleste, nunca supo qué hacer en situaciones límite ni a favor y menos en contra.

Argentina no quedó fuera del Mundial no solo quedó fuera del Mundial, la herida no sana desde hace tiempo y cada vez se hace más grande. Por ahora no encuentra la solución a una crisis que cada vez en ás grave y ahora enfrenta el duro camnio decretreso y lo que es pero aún es que lo hace sin saber cómo salir de ahí y corre el terrible riesgo de repetir sus errores, va camino a una espiral descendente.

Pasaron 32 años del último campeontao del mundo y con el se fueron también más de 10 entrenadores, la mayoría devorados por la presión y el resto dejando resultados que no tuvieron continuidad (Bielsa y Pekerman). Una generación de futolistas que pese a ser de talla mundial nunca pudieron alcanzar su mejor nivel con el seleccionado argentino y quedaron siempre a la orilla perdiendo dos finales de Copa América y una Copa del Mundo.

Hoy Argentina tiene muchas preguntas que hacerse y MUY pocas respuestas para lo que deportivamente vive, el camino a Qatar será largo y quizá sin Messi pero están a tiempo de volver a las raices, trabajar en las inferiores que están abandinadas y a las bases que hicieron grande a esta selección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s