RESEÑA: GOD’S FAVORITE CUSTOMER-FATHER JOHN MISTY

 Por: Germán Ortega | @Gobi3_1

De ser un simple evangelista a pasar a convertirse en un moderno prodigio sin la búsqueda de la fama absoluta. Es incalculable toda la materia que transcurre dentro del ego de Joshua Tillman para transmitirlo a lo largo de sus lanzamientos, y que incluso incurren en su vida diaria. Iniciando su carrera con tintes más folclóricos bajo el nombre J. Tillman, su breve paso en el post-rock con Saxon Shore,  o sus acortada estadía como baterista en Fleet Foxes con el que grabó Helplessness Blues.

father-john-misty-novas-faixas-just-dumb-enough-to-try-1170x480

Pero no fue hasta el 2012 cuando decidió instaurarse con el seudónimo Father John Misty, que con cuatro lanzamientos se ha posicionado como una de las figuras más relevantes de nuestros tiempos así como también se ha ganado el desprecio o incomprensión de otros cuantos. Respetando sus raíces folk en las que relata varias incertidumbres de él mismo con su vida a través de numerosas metáforas (Fear Fun), el expresionismo hacia su querida esposa Emma (I Love You, Honeybear), y el auténtico desquite sobre las razas y el Estados Unidos trumpiano (Pure Comedy), que incluso le llegó a generar polémica con por una discreta mención a Taylor Swift así como una riña virtual con Ryan Adams. Con este último lanzamiento, Tillman ya se encontraba en la mira de varios medios sin la necesidad de convertirse en un rockstar o un producto prefabricado para las masas sin importar las cosas que puedan brotar de su ego.

56-Father_John_Misty-NosAlive-080716-PhotobyKimberleyRoss_1290_860

Y a pesar que ya transcurrió un año del lanzamiento de su más reciente placa, la necesidad de seguir componiendo y grabando no detienen al cantautor originario de Maryland. De esa menester sale God’s Favorite Customer, su cuarto larga duración con el nombre artístico que le conocemos desde hace más de un lustro, y el cual sería compuesto en tan solo dos meses encerrado en la habitación de un hotel en el que se hospedó durante la gira promocional de Pure Comedy. Adentrándonos a fondo, en este nuevo larga duración notamos a un Tillman más humano sin perder su sarcasmo y sentido del humor característico, ni tampoco buscando promocionarse como un sonido y producto de nostalgia.

La presencia de la deidad omnipresente en medio del rotundo caos se hace participe con el track abridor Hangout At The Gallows, que si bien parece ser una última huella que pudo pertenecer sin problemas al disco del año pasado. Las reflexiones y experiencias vividas tras la grabación de estos tracks se reflejarían en una melodía como Mr. Tillman así como en su respectiva desolación amorosa en Just Dumb Enough To Try, con alusiones a las baladas de Elton John de los años setenta.

father-john-misty

Varias cosas e ideas encumbraron sobre su cabeza en esos dos meses de composición que se desarrollan a lo largo del resto de la placa. Destacando las notas de piano en melodías cursis (Date Night), la ironía de lo absurdo y lo pesimista (Please Don’t Die), y la desapasionada incertidumbre de la vida y el amor (The Palace), refiriéndose a Buddha y al hotel neoyorquino en el que se resguardó durante 60 días.

El espiritú de Lennon y Elliot Smith se ciernen en Dissappointing Diamonds Are The Rarest Of All, recurriendo nuevamente a las metáforas de Tillman sobre su esposa Emma. En el track homónimo, se hace el autorretrato de su infancia y su vida evangelista dándonos a conocer su negación de creencias al mismo señor y su desquite en esos tiempos de su infancia/juventud. La simpleza y exageración no se quedarían atrás en The Songwriter, para así terminar con el concepto borbónico que le conocemos en We’re Only People (And There’s Not Much Anyone Can Do About That) el cual es muy sencillo asimilarlo con cualquiera de nosotros como habitantes de este descorazonado mundo. O más bien, como lo indica la filosofía Tillniana.

father-john-misty-performance-coachella-2017-billboard-1548-e1527104586880-1400x700

Incluyendo una cantidad de invitados en este material (desde James King hasta Natalie Merling, y una intervención de bajo de Mark Ronson), Joshua Tillman logra un nivel alto de bohemia y sentimentalismo en God’s Favorite Customer; sin alejarse de sus raíces folk, pero implementando su propio, desolado e incierto universo en el cual él solamente es un simple individuo más en este. Ya dependerá de la perspectiva que el oyente tenga sobre Tillman para la valoración de esta placa, considerándola superior o inferior a Pure Comedy, pero él mismo ha encontrado el equilibrio de relatar las dubitaciones de este mundo de la forma más blanda, barroca, y pomposa posible, mostrando su lado más humano y vulnerable. Ya cualquier desgracia global o inconvenientes personales son más que excusa para que Tillman se ponga a componer y transformarlo en su propio melodrama. A ver con que tópico decide ponderarse en otros lanzamientos, o por qué no, que dicho suceda durante su performance del 22 de agosto en el Plaza Condesa.

Título: God’s Favorite Customer

Artista: Father John Misty

Género: Folk Rock, Baroque Pop

Fecha de Lanzamiento: Junio 1, 2018

Disquera: Sub Pop

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s