RESEÑA: PREQUELLE-GHOST

Por: Germán Ortega | @Gobi3_1

Amados, odiados, satánicos, controversiales, sobrevaluados, comerciales. Usted califique con el término que considere adecuado para definir a un grupo como lo es Ghost, que han causado un enorme impacto dentro de la farándula del metal actual con el ya icónico look de antipapa (Papa Emeritus I, II y III) y toda la ceremonia que se alberga en cada uno de sus shows junto a los Nameless Ghouls.

Ya parecen tiempos lejanos cuando en el 2010 el grupo sueco sorprendió a muchos con su debut Opus Eponymus, material que se caracterizó por los tintes doom que encajaban adecuadamente con el concepto que el grupo dio como carta de presentación. Más allá de la controversia que se diga sobre el parecido con King Diamond y el todo el rito que conllevaba sus presentaciones en vivo, no se podrá negar que fue un debut bastante sólido y sombrío en cuanto a las melodías y coros, destacando tracks como Con Clavi Con Dio, Ritual y Stand By Him. Para esos tiempos, Ghost era una banda que mucha gente y celebridades del metal (digo, hasta James Hetfield y Phil Anselmo les reconocían el talento portando su merch) calificaban con una promesa. Y esos vitoreos fueron en aumento cuando lanzaron su segunda larga duración Infestissumam en el 2013, del cual se desprenden temas enigmáticos como lo son Monstrance Clock y Year Zero. Este disco era la prueba más clara que el grupo liderado por Tobias Forge (que en su tiempo su identidad era un misterio) no quería quedarse haciendo pan con lo mismo y tuvieron una ardua prueba. Pero con ésta también se empezó a evidenciar las diversas escarpaduras en los tracks así como momentos bastantes desconcertantes, aunque con la identidad y concepto más pulidos.

Ghopre23e

Pero no fue hasta 2015 cuando Ghost llegó a lo más alto del pináculo en cuanto a su creatividad musical y fama con el lanzamiento de Meliora, que demostraba el gran momento creativo que pasaba Forge y con el que empezaron a posicionarse como headliners (o casi) en muchos festivales y que siempre sorprendían con su gran puesta en escena. Temas como Absolution, From The Pinnacle To The Pit, Cirice y Mummy Dust que se han vuelto imprescindibles en sus presentaciones en directo, donde se destaca las sucesiones de órgano así como los coros bastante accesibles. Y esa línea continuó de manera sólida para el lanzamiento de Popestar, un EP del cual se sustrae la sublime Square Hammer. Parecía que para Tobias la mesa ya estaba servida con toda la atención del público y celebridades, sin embargo, no todo fue el manjar que el mismo se esperaba con el abrupto cambio de Nameless Ghouls en la gira de promoción de dicha placa discográfica, y que al final terminó por revelar su verdadera identidad. Eso solo fue el inicio de varias permutas.

Para principios de este 2018, las redes sociales de la banda publicaron una serie de videos sobre la inminente larga duración de la banda y en la que muchos pensaban que sería el turno del Papa Zero (presentado en el último show del el Papa Emeritus III antes de su secuestro) de tomar la batuta del conjunto en los próximos meses. Y vaya sorpresa la que nos llevamos con el sacrificio de los tres Papas Emeritus para así darle vida al Cardenal Copia, y por ende a una nueva etapa en la agrupación con el lanzamiento de Prequelle, su cuarta larga duración que apenas se dio a conocer hace unos cuantos días.

Al escuchar este material, se nota claramente las intenciones de Tobias en adentrarse a nuevos sonidos y hacer el concepto teatral más arraigado. Desde ese preludio con Ashes y Rats, primer sencillo que se dio a conocer que retrata la peste negra, hasta con Faith, track en el que sobresale aquel derrumbante inicio para proseguir con un riff super intenso que harán matear a cualquiera invocando al mismísimo Lucifer y en la que bien se pudo encaminar a un grito gutural en el último verso. Muchos pensarían que el camino de Prequelle estaba definido con esta tercia de piezas, pero las cosas empezarían a cambiar de forma gradual.

En See The Light es inevitable que venga la comparación con Cirice, y aunque no está cerca de igualarla, basta con percibir el imperioso protagonismo del piano de una forma tan simple y liviana. Las cosas se pondrían más interesantes (y un poco progres) con Miasma, la primera de dos instrumentales incluidas en el material, donde parece mezclar el sonido retro setentero de cada instrumento que se apodera en momentos del track. Desde el dominio de los sintetizadores, hasta el órgano y ese refinado solo de saxofón interpretado por el Papa Nihil. Mucha pieza e intriga por saber cómo sonará esto en directo. El canto regresaría para Dance Macabre, segundo sencillo del material y en el que es inevitable reconocerles la clara influencia de Abba, entregando una de las mejores estrofas de todo el material así como el track más escueto y accesible.

La segunda parte del disco abriría con Pro Memoria, en el que patentiza el gran altibajo de todo Prequelle, los excesos de duración y ambición que al final de cuentas no terminan por cuajar. Pudieron ahorrarse o incluso reducir de manera más considerable ese intro que busca darle cierto dramatismo pero que termina cansando por más conciso que queden las notas de piano que le prosiguen así como las remilgadas letras. La temática de la peste negra continuaría con Witch Image, track que incluso podría parecerles un poco familiar al sonido que Bon Jovi concretó en tracks como It’s My Life o alguna agrupación setentera que los influenció a crear esta pieza con diversos cambios de tiempo y coros contagiosos.

ghost-2

Ya para la parte final nos toparíamos con Helvetesfönster, la segunda instrumental del disco en donde se explora una faceta más fantasiosa o folclórica que parece ser influenciada por las ideas del buen Mikael Akerfeldt (líder de Opeth); y Life Eternal, que entrega la rola más emotiva y de lagrima del álbum, además de ser el cierre más corto que Ghost ha tenido en sus cuatro placas. Pudo haber dado para más si no se hubiera excedido en cuanto a la monotonía de sus versos y melodías que no terminan por enganchar al oyente.

No creo que Prequelle sea un disco mediocre o el que los mande directo a la tumba, pero si uno empalagoso e inconsistente en cuanto a la tonalidad que se ve afectada por las mismas intenciones de Tobias de experimentar. No me atrevería a describirlo como monótono ya que Ghost es una agrupación que siempre ha manejado la repetición en sus coros pero la concisión siempre la tienen en las partes armónicas así como en los diversos adornos que utilizan como esa chispa que los ha etiquetado desde sus inicios. No todo de eso se desvaneció en esta placa, pero si faltó cierta cohesión entre las piezas que pone sobre la mesa la principal premisa del disco: los altibajos de Prequelle a que se deben ¿la excesiva genialidad y buen momento por el que pasa Tobias Forge, o el tosco cambio de alineación en los Nameless Ghouls?. Usted formule su veredicto hacia la idea que más se incline ante la cuarta larga duración del ritual sueco, por lo menos no nos quitaron las ganas de asistir a misa y parece ser que no habrá obstáculo que lo impida aún por más inconsistente material que entreguen.

La supremacía de Ghost continúa, y parece que no habrá nada que detenga a Tobias Forge de querer devorarse al mundo entero.

 

Título: Prequelle

Artista: Ghost 

Género: Hard Rock, Heavy Metal 

Fecha de Lanzamiento: Junio 1, 2018 

Disquera: Loma Vista Recordings 

Duración: 42 minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s