No más comparaciones

Por Gustavo Langle | @MrStatsMX 

Como lo había mencionado en el resumen del partido anterior, este cuento ya se había acabado. Sé que me adelante por un juego a lo inminente, pero estaba claro que la única cuestión era si lo Warriors se coronarían en la cancha de Cleveland, o esperarían un juego más para levantar el trofeo en casa con su gente.

Todo estaba dicho desde el juego 3 y Golden State levantó su tercer trofeo en 4 años con Kevin Durant nuevamente como el jugador más valioso de las finales; pero indudablemente, esta serie debe de ser de las finales más tristes y vergonzosas en la historia de la NBA, sobre todo cuando tienes a un talento generacional como lo es LeBron James.

El hecho de la barrida es lamentable, ya que solamente en nueve ocasiones en la historia de la liga un equipo ha sido barrido en las finales, donde LeBron dentro de sus ya 6 derrotas en finales, tiene 2 de ellas.

LeBron LOSS

Así que por un muy buen rato, basta de comparaciones entre James y Jordan.

Profundizando el tema de la rivalidad James vs Jordan, es cierto que Jordan no pudo vencer a los “Showtime” Lakers en su mero apogeo, ni pudo con los “Badboy” Pistons de Isaiah Thomas cuando el equipo estaba completo; pero Jordan no se rendía ni se mostraba débil ante nada ni nadie, lo cual eventualmente lo llevó a las finales 6 veces de las cuales ganó 6 campeonatos siendo el jugador más valioso en toda ocasión.

En cambio LeBron James a pesar de que va a rebasar a Jordan y a prácticamente todo jugador importante en toda estadística humana posible, – porque simplemente es un jugador más versátil y físicamente superior a los demás –  se ha mostrado mentalmente vulnerable en ocasiones, y esa  mentalidad que solo “su majestad” mostró, nadie más la ha tenido en ningún deporte.

Warriors champs inn

LeBron este año entrante es agente libre por lo que él podrá elegir a donde llevar sus talentos; y le vayas a quien le vayas, tienes que admitir que la liga es relevante por el cariño o repudio que se tiene hacia este gran jugador. Por eso que su decisión es tan importante para la prevalencia de competitividad de la liga; porque si LeBron no llega a un equipo bueno para intentar ganarle a los Warriors, la liga va a seguir estancada por unos cuantos años más y, en lo personal, ya me canse de temporadas regulares buenas con finales malas.

Dentro de las posibilidades que se auguran en esta muy temprana etapa, hay rumores de que podría estar buscando unirse a los Rockets con uno de sus grandes amigos Chris Paul, a Filadelfia con el joven talento que se está desarrollando con Simons y Embiid, o inclusive retirarse con el fin de recargar las baterías y tener un panorama más claro de qué hacer en su búsqueda de alcanzar el legado inalcanzable del fantasma que habitó en Chicago.

No queda más que esperar para ver el panorama del año siguiente, el Draft se acerca con fecha para el 21 de junio y habría que ver si la competencia será digna para que por fin tengamos unas finales memorables, o si los reyes que residen en Oakland continuaran aumentando campeonatos en esta dinastía que han construido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s