Un Clásico que valió una Liga y será recordado por siempre

Por Iván Rodríguez Alfie // @IRodriguezAlfie

Es primero de mayo del 2009, el FC Barcelona y el Real Madrid jugarán al día siguiente un clásico que pinta una final de liga. El Barcelona le lleva cuatro puntos a los merengues que se han hilado 18 jornadas sin perder, es la fecha 34 del torneo y el Bernabéu está a punto de presenciar un clásico que vale mucho más que sólo tres puntos, vale una liga. Y, es por eso por lo que Pep se encierra, analiza tres vídeos completos del Madrid y descubre la fórmula. La clave, Messi.

Guardiola toma el teléfono y le marca al argentino “Leo, soy Pep, tengo algo importante, muy importante. Ven ahora, ya.” Son las 10:30 de la noche en la ciudad deportiva del Barcelona, Messi toca a la puerta de la oficina de Pep. El técnico le pone el vídeo que analiza y lo detiene. Guardiola se ha fijado que la línea defensiva del Madrid juega a 30 metros de la media y muy junta al área de Iker “Leo, mañana en Madrid vas a empezar en la banda, como siempre.

Pero si te hago una indicación te vas a la espalda de los mediocentros y te mueves por esta zona que te acabo de enseñar. Es lo mismo que hicimos en septiembre pasado en Gijón.” Es la zona Messi.

CLasico FRONT

Minutos antes de empezar el encuentro, Pep llama a Xavi e Iniesta “Si veis a Leo entre las líneas y por el centro, no lo dudéis, pasadle el balón. Será como en Gijón.” Guardiola sabe que el Madrid es una bola de nieve, su racha los ha convertido en unos auténticos gladiadores invencibles.

El Bernabéu recibe a un equipo que juega con el rival, es un toque exquisito, el Barcelona de Pep tiene un radar en el balón, un GPS en el dorsal y una precisión que deleita. El árbitro pita el inicio de uno de los clásicos que dejará una huella, un parteaguas en el futbol español. El Madrid empieza con presión, tanta que no deja salir jugando a los culés, que se obligan a dividir la pelota para prescindir de su estilo.

El juego de los merengues radica en desaparecer a Xavi del campo, Juande Ramos también plantea una estrategia, presionar el primer tercio de cancha del Barca. Ramos encara a Abidal y tira un centro que Higuain remata de cabeza solitario, la red se abraza del balón que llega con violencia. La casa blanca estalla, el Madrid está venciendo al Barcelona en 13 minutos de juego.

Pep hace la seña, Messi va de falso 9 y Eto´o se tira a la banda. El Barcelona cambia radicalmente, y cuatro minutos después, el balón le llega a Messi que tira un pase bombeado, el balón vuela a Ramos que intenta cortar con una patada de karateka. El balón le llega a Henry, solo, se perfila y cruza el balón a segundo poste.

El Barcelona ha empatado el partido con una jugada de tablero. Messi ha funcionado de poste para jalar la marca, filtrar la pelota y dejar solo a su compañero, efecto Guardiola. La tensión hace caer en el error a Cannavaro que tira a Henry a unos cuantos pasos de la línea final, el balón iba a salir, pero el italiano vive el mismo nerviosismo que la grada. La falta es muy cerca del área y Xavi levanta la mano, jugada de pizarrón.

Clasico INN 2

El Barcelona ha hecho una jugada de Baloncesto, el famoso “pick and roll” que han dejado solo a Puyol, el capitán remata de cabeza con fuerza y el balón termina en el arco de Iker. El Madrid ha perdido su juego en dos minutos, es lo que le ha bastado a un Barca para darle vuelta, un equipo que no podía salir tocando hace seis minutos, ha creado dos goles de fantasía.

Pep es un firme creyente de que los delanteros no necesitan recorrer 80 metros el terreno del campo si pueden recuperar la pelota en cuatro segundos; “La presión 4 segundos” Esa es la estrategia del Barcelona que ha preparado Guardiola en su primer año. Es esa misma presión la que hace fallar a Lass, el hombre que nunca erra. Xavi le ha llegado por el lado ciego, dejando solo a Messi que cruza la pelota para anotar el tercero.

El Madrid ha pasado de hacer ver mal al mejor equipo de la temporada, a quedar sometido sobre éste, que hace del futbol una sensación de ballet. Como si todo estuviera marcado por pasos y movimientos exactos. El Barca de Pep es la orquesta filarmónica de Berlín, es una sinfonía de pases que han de terminar en gol. Es una comprensión de un juego en común, una unidad hilada en el juego corto, rápido y fugaz. Sabiendo que nadie corre más que el balón, Pep ha entendido algo, tiene a dos maestros del toque. Xavi es el eje, pero Iniesta es el maestro de orquesta. Es el que marca los tiempos y dirige la obra.

El Madrid de las 18 jornadas invictas vuelve a aparecer, los guerreros que nunca se rinden y luchan ante lo adverso. El Barcelona destapa otra vez su punto débil, el balón parado, donde Ramos aparece de nueva cuenta para acercar a los merengues al marcador. El Real se pone a un gol, solo uno para el empate y el juego se vuelve otro. Una jugada que empieza en Victor Valdés y en tres toques termina con un Messi que vuelve a flotar a la defensa y deja solo a Henry, el francés remata ante la desesperada salida de Iker, poco más de 10 metros fuera del área.

El Bernabéu vuelve a entrar en silencio, uno incomodo que hacen reflejo de un rival muy superior, que parece jugar con ellos. Tres toques necesito el Barcelona para anotarles un gol, otra vez Messi, otra vez ganándole la espalda a Ramos, otra vez Henry superando a Iker en el mano a mano que sentencian la Liga. Sólo pasaron tres minutos desde el gol de Ramos y el Bernabéu parece estar en medio de un velorio.

Clasico INN

Xavi ha sido la clave de hoy, el mediocampista español vuelve a dejar solo a Messi que entra solo por el carril derecho del área de Iker, es lo que le ha pedido Pep minutos antes de comenzar el partido, darle la pelota al 10 cuando cruce la espalda de los defensores. Messi es un tipo letal al que no le tiembla nada a la hora de definir ante el meta, incluso con una finta Messi logra batir a Casillas, ahora no la cruzó, espero a que el español se venciera para tirar a su poste. Barcelona le gana 5-2 al Madrid en casa, en el clásico que decide la Liga.

Los culés no temen seguir ampliando el marcador, si no fuera por Iker esto sería un escandalo mayúsculo. Valdés también ha tenido apariciones importantes, sobre todo al inicio del juego. El Barcelona vuelve a quebrar la defensa madrileña, Messi filtra para el camerunés que tira un centro raso que encuentra a Piqué, el defensa central se volcado al ataque, remata y Casillas ataja, pero en el rebote Piqué sentencia el partido, la Liga y la duda. El Barcelona ha destrozado al Madrid en casa 6-2. Un Madrid invencible que llevaba una racha oportuna, pero no hoy.

El Barcelona demuestra en el mejor escenario su juego, el “tikitaka” Pep además ha reinventado una posición en el futbol, el falso nueve. Algo que aprendió de Cruyff, estudió de Sacchi y empleó en un tipo que ha de cambiar la historia del fútbol, Messi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s