Amor dual: Pink Floyd y el fútbol.

Laura Almaraz // @LauAlmaraz

Las historias que tienen que ver con el fútbol inglés son apasionantes, más las que están relacionadas con la música. La semana pasada comentaba con un amigo cuán complicado es encontrar a un artista que ame tanto al fútbol sin considerarlo como una afición para ignorantes.

«Tengo muchos amigos que son artistas. La mayoría me dicen que no les gusta el fútbol, aunque hay otros, los menos, que me dicen que les apasiona tanto como salir a tocar, como pintar, como escribir», fue lo que me pasó por la mente cuando acostada sobre mi cama miraba hacia el techo.

pink-floyd-se-visten_14twecb9fbsea1lj1cjm0hstgb

Pensé en las múltiples ocasiones en las que he escuchado que las personas a las que nos gusta el fútbol no nos gusta leer y yo, señores, yo leo, sólo que no lo ando presumiendo todo el tiempo. Después de pensar en todos esos detractores del balón, me puse a separarlos por gustos musicales y ahí fue cuando salió Pink Floyd. Muchos de los amigos que tengo son seguidores de la banda británica y también, odian el fútbol y odian a la gente que lo ama.

A Pink Floyd no se le puede odiar, vamos, es Pink Floyd. Pero me puse a reflexionar que ellos alguna vez formaron parte de un equipo de fútbol y propiamente, la banda se ha caracterizado por alzar la voz por muchas de las injusticias que se cometen en el mundo, algo que conocen porque leen.

Roger Waters, activista por convicción, se ha documentado sobre el conflicto Israel-Palestina, ha actuado en contra de las políticas antimigratorias de Donald Trump, se ha manifestado públicamente en contra de la manera de gobernar de Enrique Peña Nieto y cada que tiene algún concierto, procura estar enterado del contexto político que vive el país al que visita.

Trump Pendejo

Ese mismo Roger Waters, fue portero del PF FC, que era el nombre del equipo de fútbol que creó Pink Floyd a raíz de su afición por el balompié, algo que siendo inglés, prácticamente está en tu adn.

Tanto Waters como el enigmático Gilmour, junto a Nick Mason y Richard Wright, mostraron su fanatismo al fútbol no sólo fundando este equipo sino también a través de su sencillo “Fearless”, en donde al final de la canción incluyen una parte de “You’ll never walk alone”, el mítico himno del Liverpool, cantado por su afición.

No sé, tengo mis dudas. Sigo fiel a mi creencia de que la gente que ama al fútbol, no necesariamente es poco inteligente. Tampoco creo que sean personas que no leen o que son poco interesadas de lo que pasa en su país, políticamente hablando. Supongo que Pink Floyd lo demuestra. Sintámonos entonces afortunados de poder sentir ese amor dual que no cualquiera puede experimentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s