Los lamentos de Pep

Hugo Carreón // @HugoCarreon_

Guardiola volvió a fracasar en su intento de ganar una Champions League con un equipo que no sea el FC Barcelona, desde su salida del cuadro catalán en el 2012, no ha podido hacer ni la mitad de lo que alcanzó como entrenador del conjunto blaugrana su curriculum ha dejado de tener logros internacionales.

Pep le cambió la cara al Barça en la temporada 2008-09 y levantó dos Champions League entre otros trofeos, sus bonos como entrenador crecieron, armó al equipo que mejor practicaba el fútbol y además consolidó una idea de juego que muchos quisieron imitar al poco tiempo.

Del Barcelona se fue desgastado en el 2012 y tras un año exiliado en New York, Bayern Munich lo contrató con un objetivo claro: Ganar La Liga de Campeones. El conjunto alemán intentó pero en tres temporadas consecutivas no pudo alcanzar, llegó a la semifinal y quedó fuera a manos del Barcelona, Real Madrid y Atlético.

Luego de ganar tres años consecutivos la Bundesliga el Manchester City y todo su poderío económico se lo llevaron para ganar TODO: el primer año fracasó de forma rotunda en la Premier y en Champions también quedó lejos de las instancias finales tras caer ante el Monaco.

Pep Super SAD

Para esta temporada el proyecto se consolidó, el City se ganó una fortuna, le compró lo que Pep quiso para armar un plantel más completo y no fallar en su segundo intento para conquistar la Champions. Todo iba bien, tuvo una fase de grupos brillante se ubicó entre los candidatos, más por nivel de juego que por historia.

Ya en instancias finales las cosas no fueron las mismas para el City de Pep, el sorteo de cuartos lo puso frente a un histórico del torneo y que además era el único que hasta ahora había podido pasarle por encima, Liverpool lo volvió a hacer y desde la ida lo tenía liquidado.

A Guardiola le llegaron los fantasmas del pasado y no supo como resolver teniendo un plantel tan amplio una serie que era complicada y en la que además evidenció algunas carencias que durante el año mostró su equipo. Para colmo, en contra de sus propias palabras terminó quejándose del arbitraje, cuando hasta ahora, era enemigo de criticar el trabajo arbitral.

Una vez más fuera y casi siempre exhibiendo una imagen muy pobre, sin recursos para levantar partidos complicados, nadie duda de la capacidad de Pep como entrenador pero está claro que la Champions se le indigesta en los mano a mano y que más allá de las fallas de sus jugadores en estos partidos, Guardiola tendrá que revisar en que ha fallado para no volver a levantar la ‘Orejona’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s