Mané Garrincha: Alegria do Povo

Juan Romero // @elzorro23

A diferencia de otros deportes, una de las maravillas del futbol es que cualquiera puede jugarlo. No se necesita de ser alto como en el basquetbol o tener un portentoso físico como en el futbol americano para destacar y ser uno de los mejores de la historia, así lo demostró Manoel Francisco Dos Santos, mejor conocido como ‘Garrincha’.

Llamado así desde pequeño por sus hermanos debido a que en Brasil hay un pájaro muy veloz pero muy poco agraciado. Y es que ‘Mané’ tenía las piernas arqueadas, una era seis centímetros más corta que la otra, tenía los pies ligeramente hacia adentro, la columna torcida y por si fuera poco fue víctima de la poliomielitis.

Sin embargo, lejos de limitarlo pareciera que todas esas condiciones diferentes le dieron ventaja sobre sus rivales, que quedaban frustrados al no poder detenerlo en el terreno de juego, pues con sus pies deformes y su increíble control del balón engañaba a los contrarios. Situación que en poco tiempo le valió ser considerado como uno de los mejores extremos y regateadores de la historia.

En 1958, fue parte de la selección que le dio a Brasil su primer campeonato del Mundo en Suecia junto a Vavá, Didí, Zagallo y un joven Pelé, aunque en este certamen Mané se iría sin marcar un sólo tanto. No obstante cuatro años después, en Chile 62, se convirtió en la figura del conjunto amazónico ante la lesión de Pelé.

garrincha

Garrincha marcó cuatro tantos, dos en Cuartos de Final ante Inglaterra y dos más ante Chile en las Semifinales, y fue pieza clave para que en la Final Brasil venciera 3-1 a Checoslovaquia y lograra el Bicampeonato. Tal fue su desempeño que incluso se llevó el distintivo de Mejor Jugador del Campeonato.

Para Inglaterra 1966 vino su última participación en Copas del Mundo, sin embargo, en este Mundial solamente marcó un gol ante Bulgaria y poco pudo hacer para evitar la caída de la verdeamarela en la primera fase. Jugó 60 partidos con su selección, de los cuales ganó 52, empató 7 y solamente perdió uno. Asimismo, dejó un dato por demás llamativo, y es que Brasil nunca cayó cuando él y Pelé jugaban juntos.

Campeón del Mundo en dos ocasiones con la ‘canarinha’ (1958 y 1962) y figura del Botafogo con quien fue tres veces Campeón de la Liga Carioca, además de Campeón del Torneo Río-Sao Paulo en 1962 y 1964, Garrincha era un espectáculo que arrancaba sonrisas a los espectadores que posteriormente lo premiaron con otro mote: “La Alegría del Pueblo”.

Lamentablemente, su desordenado estilo de vida, consistente en fiestas y alcohol, lo llevaron a la pobreza extrema y a una muerte prematura a sus 49 años, no sin antes demostrarle a todo el mundo que no importan las limitaciones que tengas, el futbol es para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s