Lothar Matthäus: El incansable ganador

Fernando Rodríguez // @fersho1996

Dentro de las grandes hazañas que se han presentado en la historia del futbol, se puede redondear lo que el futbolista ha logrado con su club y su selección; en muchas ocasiones grandes jugadores han destacado con sus equipos pero no trascendieron con sus selecciones y también se ha dado el caso contrario pero solamente aquellos que han enamorado a más de una generación, logran superar la barrera del tiempo y son reconocidos hasta nuestros días.

Uno de ellos salió de Erlangen, una ciudad del estado de Baviera, Alemania, con una superficie que apenas supera los 75 kilómetros cuadrados. A los 18 años fue seleccionado para la selección juvenil de Alemania , catapultado por sus buenas apariciones participó en la Eurocopa de 1980, en donde jugó su primer partido oficial con la “Die Mannschaft” derrotando a Holanda 3-2 , a la postre levantó su primer título con el cuadro teutón.

Dos años más tarde tuvo participación en el mundial de España 1982 y fue ahí donde inició la leyenda de Lothar Matthäus un jugador que retomó el poderío alemán , aunque en esa ocasión tuvo que tomar la posición de suplente, ya era considerado una realidad del fútbol alemán a su corta edad. Su mejor época inició en su traspaso al Bayern y de ahí se catapultó en México 1986 aún con la derrota ante Argentina en la gran final presenciada en el estadio Azteca, Matthäus era considerado un trotamundos con esos recorridos en el medio campo, sus recuperaciones e inserciones al ataque representaban una mentalidad calibrada al puro estilo alemán.

Una Alemania que competía en el plano internacional ante grandes selecciones como Argentina, Italia, Holanda, España, Brasil que todas plagadas de grandes nombres, siempre tuvo que relucir el que marcaba la diferencia, el que daba estabilidad, el que era impenetrable y el que definía los encuentros, Matthäus al menos era catalogado en tres de los cuatro rubros, su paso por el Bayern le brindo una hambre de títulos que a su llegada al Inter los llevó a conseguir más títulos. Uno de ellos en 1990, definitivamente una revancha y premio a la constancia para coronarse campeón del mundo ante Argentina. Nombrado el mejor jugador de todo lo que se podía nombrar.

Matthaus inn 2

Un jugador que representaba el corazón de un equipo, que liderando a sus compañeros jamás perdió de vista los objetivos planteados, eso lo demostró a su regreso a Alemania y a sus siguiente Copa del Mundo, pese a las discrepancias con sus entrenadores , Alemania lo volvió a necesitar en Francia 1998, casi 20 años después de que aquél joven de 18 años debutara con la juvenil; a sus 37 años ahora tendría que replantear su juego , al final de cuentas la experiencia siempre es un gran beneficio para aquellos jugadores que demostraron ver el juego de una manera distinta .

Tras su último mundial y las lesiones detrás de él, Lothar ya había logrado lo que ningún jugador en la historia pudo, es el único en jugar 25 partidos de Copa del Mundo, es el segundo jugador en disputar cinco mundiales , sólo por detrás del mexicano Antonio “La Tota” Carbajal y ahora empatado con Gianluigi Buffon.

Describir su palmarés puede dar la idea de la calidad de futbolista que fue en su momento. Una leyenda viviente del futbol; pero no se los desglosaré. Siempre es mejor que la imaginación vuele y recreemos esos grandes momentos que vivió una generación al ver jugar a este hombre.

Pero como dicen muchas veces la realidad supera a la ficción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s