Haciendo posible lo imposible

Por Gustavo Langle // @MrStatsMX 

El 4 de febrero finalmente estaba aquí, y para todos los fanáticos del bello deporte de las tacleadas, la fiesta máxima estaba por comenzar. El volado estaba echado y la ofensa de Filadelfia tuvo primero el balón.

Muchas incógnitas rodeaban al QB suplente de las Águilas y, sobre todo, el si iba a ser capaz de mantener a su equipo a flote lo suficiente para tener un juego competitivo ante los mejores de todos los tiempos; y siendo francos, el mariscal comenzó confiado y agresivo.

Faltando 2:41 para terminar el primer cuarto, Foles conectó de manera sublime con Alshon Jeffrey, un pase de 34 yardas a anotación para tomar la ventaja 9-3 (debido a que fallaron el punto extra) temprano en el encuentro.

Brady no se quedó callado y respondió con un buen drive que los llevó a zona roja; pero fueron incapaces de concretar con 7, por lo que llevó a los Pats a un intento fallido de gol de campo debido a un mal centro.

PHI FOles.jpg

El partido fue defensivo por unos minutos, sin amenazas claras de anotación. Se mantuvo así hasta que en el minuto 12:04 del segundo cuarto, Bellichick llamó una jugada que pudo haber cambiado el rumbo del encuentro; una reversible pase que dejó solo a Brady para recibir por parte de Amendola, pero sabiendo que Brady nunca ha sido el mejor atleta, tiró un pase de las manos que seguramente les hubiera dado 6 puntos más en el marcador. El Drive terminó en desastre, y lo que pudieron haber sido puntos en la pizarra para los de Boston, terminó con puntos del otro lado gracias a un acarreo del ex patriota Legarrete Blount.

Para Brady y compañía era necesario meterse al marcador que hasta el momento, se encontraba 15-3. Lo lograron gracias a un gol de campo de Gostkowski, pero los problemas de los patriotas comenzaban a ser notorios debido a los buenos ajustes de los Eagles que provocaron la ausencia de Gronkowski en el ataque aéreo.

Los de Philli movían bien la bola, y la combinación del ataque terrestre junto con la certeza de Foles, inspiraban confianza al equipo a pesar de que tenía una intercepción en un pase desviado. El dominio de los Eagles fue notorio hasta que el héroe del Súper Tazón anterior, James White, rompió un par de tacleadas para anotar y acercar a los Pats al marcador 15-12.

Aun había algo de tiempo en el reloj antes del descanso, y faltando solo 38 segundos, los del monje Bellichick recibirían una cucharada de su propia medicina. Doug Pederson mando la misma jugada con la que los Patriotas intentaron dar un pase de anotación Brady…

¡Y funcionó! Nick Foles no solo ampliaba la ventaja 22-12, si no que se estaba convirtiendo en el primer mariscal en la historia del Super Bowl, en anotar lanzando y recibiendo.

Desmoralizados se fueron los de Foxborough a los vestidores con 10 puntos abajo en el marcador; pero sabemos que, si alguien puede traer de atrás del marcador a su equipo, es Thomas Edward Patrick Brady.

PHI WIN 2

La segunda mitad el enfoque fue involucrar a “Gronk” al circo aéreo, y con un drive dedicado a él, lo Pats se acercaban a 3 nuevamente. Uno pensaría que estando solo 3 puntos abajo temprano en el tercer cuarto, las cosas se inclinarían a favor de los Patriotas, pero Foles tenía otros planes…

Continuando el toma y daca, Foles mandó un arcoíris a su corredor Clement para ampliar la ventaja nuevamente, y partir de este punto, el juego se tornaría en una fiesta ofensiva para ambos equipos.

Entrabamos al último cuarto de la temporada 2018 y ninguna de las defensas parecía tener respuesta para el ataque del otro; el marcador estaba 29-26 y aun nada estaba claro.

Es de reconocer lo que estaba haciendo Foles, porque nadie esperaba que le jugara al tú por tú a Brady; pero cuando eventualmente Brady conectó con “Gronk” para dar ventaja a los Patriotas por primera vez en el encuentro, la escuadra de Doug Pederson tenía que nadar contra corriente en una situación que se veía difícil de sobreponerse sobre todo por la experiencia de su rival.

Llegaba el momento de la verdad. 4ta&1 por avanzar en la propia yarda 46 con 5:39 en el reloj. La jugada que cambió el encuentro.

Nick Foles en posición escopeta toma la bola, aguanta la presión y conecta con su ala cerrado Zach Ertz dando nueva vida a un estado entero. El momentum estaba de su lado y con valentía, Foles conectó con Ertz para hacer explotar el estadio y tomar la ventaja de nuevo en el encuentro.

Super Bowl LII - Philadelphia Eagles v New England Patriots

Aun con 2:21 por jugar y con un marcador de 38-33, Tom Brady intentaría hacer lo que mejor hace; pero Brandon Graham tenía otros planes. Con poco más de 2 minutos restantes del último cuarto, Graham capturó a Brady el cual soltó el balón, y el novato Barnett terminó recuperando.

El milagro se estaba consumando. Las Águilas de Filadelfia estaba haciendo posible lo imposible.

Los Eagles conectaban un gol de campo más que prácticamente aseguró la victoria, y pese a los esfuerzos sobre humanos del G.O.A.T., no alcanzó para arrebatar el trofeo Lombardi que por tantos años había eludido la ciudad de Filadelfia.

El marcador final fue 41-33 y bien lo dijo el MVP (Jugador Más Valioso) Nick Foles: “Solo un juego más (…)” que marca el final de una increíble temporada llena de sorpresas, remontadas y jugadas impresionantes.

Te vamos a extrañar NFL. Nos vemos hasta el Draft

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s