Por Primera Vez En 84 Años

Por Yail Yikal Flores García

Además de los campeonatos, figuras y proezas que brinda la NFL cada temporada, por los cuales es considerada la liga deportiva estadunidense más consumida por el público en nuestro país, ésta liga goza de emblemas, iconos y tradiciones que han perdurado a lo largo de los años construyendo una cultura alrededor del fútbol americano profesional, la cual es trasmitida hacia los aficionados y los practicantes amateur de este deporte.

No solamente por ser un horario peculiar es atractivo el duelo de los jueves por la noche, sino porque precisamente su ubicación permite separarlo temporalmente del resto de la jornada para hacer tributo en esta ocasión a la rivalidad más longeva de la liga, juntando también a los equipos más ganadores hasta la temporada presente, la número 98.

Este jueves en el Lambeau Field, los 13 veces campeones Empacadores de Green Bay recibieron a los 9 veces campeones Osos de Chicago, celebrando la edición número 195 de su duelo, el cual definió el desempate histórico entre ambas escuadras que se mantenía en 94 triunfos para cada quien por 6 empates. Enfrentamiento que curiosamente sólo se ha presentado en dos ocasiones en juegos de postemporada.

Todo inició en la temporada 1921 cuando los entonces Staleys de Chicago vencieron como locales a Green Bay 20-0, coronándose campeones al final de ese año. Durante los primeros veinte años la rivalidad se tornó pareja con breves periodos de dominancia de ambos conjuntos. Sin embargo, en la década de los 40 Chicago se despegó de su eterno rival ganando 4 ligas y 16 enfrentamientos directos, incluyendo la final de la temporada 1941, con un marcador contundente de 33-14.

Aún en la década siguiente, en la que ninguno de los dos resultó campeón y en la que empataron por última vez (en 1953), los Osos prolongaron la paternidad que llegó a tener 23 juegos de diferencia, hasta que resurgieron los Empacadores bajo el mando del mítico entrenador Vince Lombardi en la década de los 60, dejando atrás los 8 campeonatos de Chicago consiguiendo una marca de 11 títulos tras la temporada 1967, siendo este cetro y el anterior los primeros 2 Super Bowl de la historia.

Aunque compartieron división desde 1933, no fue hasta 1967 con el nacimiento de la División Central y con el auge de los Vikingos de Minnesota en los 70 que su rivalidad comenzó a ser crucial para definir sus aspiraciones cada temporada. Fue entonces que la era de Starr declinó y Green Bay tardaría dos décadas en encontrar a un quaterback de élite en la liga. Fue también cuando Chicago conformó aquel gran equipo que brillaría por su magnífica defensa en la temporada 1985 (ganando su único SB) y que ligó ocho triunfos consecutivos en la añeja rivalidad, que inició con el icónico touchdown del tackler defensivo William Perry “El Refrigerador” para ganar 23-7.

Green Bay inn

A mediados de los 90 el gen ganador de los Empacadores retornó bajo el talento de Brett Favre y Reggie White para lograr 10 victorias consecutivas en la rivalidad y ganar el último SB de la histórica hegemonía de 13 supertazones consecutivos de la Conferencia Nacional sobre la Americana entre las temporadas 1984 y 1996. De hecho perdieron el siguiente título ante los Broncos del veterano QB John Elway.

La tendencia triunfadora de los Empacadores sobre los Osos continuó acortando la distancia histórica cada vez más y empatando la historia en play-offs al ganar la final de la Conferencia Nacional a domicilio en la temporada 2010 con un marcador de 21-14 tras una intercepción del tackler defensivo B. J. Raji, ganando a la postre el cuarto SB y treceavo título para Green Bay, ya en la era de su actual QB Aaron Rodgers.

Desde entonces Chicago sólo ha vencido dos veces a su eterno rival (ambas a domicilio) por 11 derrotas. Asimismo Green Bay no sólo empató la temporada anterior la rivalidad histórica, también consiguió su 18º campeonato divisional, igualando a los Osos y amenazando con empatar a 19 la marca de Minnesota.

Esta noche de jueves, Green Bay remontó la serie por primera vez desde 1933 y se afianzó como líder de su división con una marca de 3-1 al vencer 35-14 a Chicago, que marcha 1-3. Los Osos no han conseguido conformar una ofensiva sólida, pues en esta ocasión su QB Mike Glennon fue interceptado dos veces y otorgó dos balones sueltos por solo un TD conseguido por la vía aérea. Contrastando con la magnífico paso de su homólogo Rodgers que completó 18 pases en 26 intentos para 167 yardas y 4 TDs, llegando así a 10 TDs y a 1,146 yardas liderando hasta el momento la liga en ambos rubros.

El espectáculo del juego recibió la colaboración del clima al postergar el inicio del segundo cuarto por una hora. Destacó la severa lesión que mandó al hospital al receptor de GB, Devante Adams, quien se sumó a la baja por la misma causa de su coequipero, el corredor Ty Montgomery. No obstante y a pesar de tales circunstancias, Rodgers encontró en el ala cerrada Jordy Nelson a su socio ideal como ya es tradición, pues juntos consiguieron 2 touchdowns.

Hoy, por primera vez en 84 años Chicago tendrá que esperar para igualar la rivalidad más longeva de la historia. Green Bay en contraparte, disfrutará por lo menos hasta el próximo 12 de noviembre de la gloria de tener más triunfos que su odiado rival en el eterno clásico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s