Una Novela Llamada Le’Veon Bell

Por Axel Eduardo Hernández Barrera 

El primero de Septiembre llegará al campamento de Pittsburgh un rostro familiar, con un hombre que promedia 128.7 yardas por partido y es, en definitiva el mejor corredor de toda NFL además de adaptarse a otras posiciones para mantener una ofensiva letal dentro del esquema del recién renovado Mike Tomlin (entrenador en jefe de los Steelers). Sí, este viernes Le’Veon Bell reportará con la “cortina de acero” después de haberse ausentado toda la pretemporada por diferencias contractuales con los de Transilvania y encarar una temporada que luce complicada.

La novela de Bell empezó prácticamente cuando terminó la temporada pasada ya que a pesar de haber manifestado en diversas ocasiones su intención de quedarse con Pittsburgh, el jugador elegido en la ronda 2 con el puesto número 48 durante el Draft del 2013, no aceptaba el contrato como jugador franquicia y los 12.5 millones de dólares por un año que le extendió la directiva comandada por Dan Rooney que de forma inteligente le ofreció a Bell, quien sólo ha jugado una temporada regular completa de las cuatro que lleva hasta ahora.

Los motivos son desde lesiones hasta sanciones por conducta que han terminado por privar al corredor de partidos importantes, el más destacado fue durante la final de conferencia de la temporada pasada (2016/2017) frente los Patriots quienes se coronarían en dicha campaña. Otras de las ausencias de Bell fueron en la temporada 2015/2016 en donde únicamente disputó 6 encuentros durante el torneo para justificar en este momento la decisión de los Steelers al ofrecerle un contrato de un año, que en definitiva se convertiría en cinco años más si está temporada resulta exitosa para el equipo.

leveon-bell1

Si bien el señor Bell se encuentra en todo su derecho de exigir lo que considera mejor para él y su carrera, a todas luces resulta evidente que priorizar la exigencia de un contrato de 3 años y 45 millones de dólares no es lo más inteligente para un jugador con toda una carrera por delante, pues a penas tiene  25 años y aunque su actual condición contractual no le obligaba a presentarse a la pretemporada (y por mucho que diga que se ha estado preparando por separado) es un hecho que va a estar más propenso a las lesiones, poniendo en riesgo su desempeño para un futuro contrato con el equipo.

Ahora bien, la presente situación lo pone como agente libre para la siguiente campaña, la tensión con el equipo comandado por carismático Ben Roethlisberger que por cierto ha declarado que ve con buenos ojos a JuJu Smith-Schuster uno de los cinco mejores receptores del Draft al final de la segunda ronda, siendo un tipo de impacto inmediato y James Conner el corredor de Pit (que además es héroe local) que puede tomar casi de inmediato el rol DeAngelo Williams quien se despidió del equipo en está temporada. Estos dos jugadores podrían dejar tranquilo a la ofensiva de Pittsburgh que aún cuenta con Antonio Brown, el hombre de confianza del “Big Ben” y de está forma tener la tranquilidad de dejar ir al señor Bell.

El futuro de Bell es incierto y podría tornarse en caída libre en los próximos meses y años al quedar relegado de su posición con Pittsburgh y posteriormente al encontrar acomodo en otro equipo, en dónde no tendrá toda una estructura diseñada para él, para sus movimientos y en el que seguramente le costará adaptarse. Lo cierto es que sólo nos queda esperar el Kick Off de la NFL y ver si el señor Bell es capaz de justificar con buenas actuaciones todas las exigencias que hoy amenazan su carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s