Del Figo “Traidor” Al Neymar “Pesetero”.

Por Hugo Carreón

El fútbol sin duda es la mejor profesión del mundo, por lo menos lo creemos los que tenemos a ese deporte como parte de nuestras vidas, que somos hinchas de un club desde la cuna (muchas veces sin elección propia, sino por herencia), que sufrimos con la derrota y gozamos con la victoria, pero a veces olvidamos que se trata solo de un juego y también de un trabajo.

Cuando rebasamos ese límite entre el juego y la pasión se corre el riesgo de caer en situaciones dignas de ser analizadas por un psicólogo y en otros casos hasta por sociólogos. Es el caso de Neymar, que para un sector importante de los hinchas del Barcelona se ha convertido en la versión de este siglo del “Figo Traidor”, aunque no se haya ido al Real Madrid como lo hizo el portugués en el 2000.

Lo cierto es que la salida de Neymar era algo que tarde o temprano llegaría y era cuestión de tiempo para que un equipo con mucho dinero pusiera sobre la mesa los 220 millones de euros de su cláusula y fue justamente el Paris Saint Germain quien no solo le sacó de la casa al brasileño, sino que además revolucionó el mundo del fútbol con la contratación.

Sin embargo, más allá de esa cantidad de dinero que se embolsará el cuadro catalán, para el hincha, que Neymar se vaya y más de la forma en la que lo hizo, se traduce en una sola palabra: TRAICIÓN.

Y es que el hincha de fútbol es muy celoso y no le gusta que le toquen a sus ídolos y en este caso, Neymar no era (ni lo iba a ser) el máximo referente futbolístico del Barça, pero sí era muy especial, particularmente porque a diferencia de otros tantos delanteros que han pasado por el cuadro azulgrana en los últimos 8 años, ‘Ney’ entendió como nadie el juego de Messi y junto con Luis Suárez formaron el mejor tridente en la historia del club y posiblemente del fútbol.

neymar-barcelona-stare

Así que el primer sentimiento que experimentó el hincha del Barça fue el de sentirse traicionado y no vio más lejos ni se dio cuenta que con los millones que ahora le sobran al cuadro blaugrana puede armar un equipo mucho más completo que el que de por sí ya tenía.

Una vez que el aficionado revise con detenimiento lo que hizo Neymar, quizá piense que en realidad no está traicionando al equipo, que solo priorizó por la parte económica antes que la deportiva, que probablemente no ganará los mismos títulos que alcanzó con el Barça y que ni con todo el dinero de su nuevo equipo podrá alcanzar la grandeza de los mejores clubes de Europa.

Neymar, apostó por la mejor oferta y no necesariamente por convertirse en el mejor futbolista del mundo. El Barça se repondrá de esto, como ya lo hizo anteriormente y con 220 millones de euros es difícil no hacerlo, aunque en diferentes circunstancias pero ya vio como se fueron Maradona (¡¡Sí, Maradona!!) Rivaldo, Ronaldinho y el traidor más grande en la historia del fútbol, Figo.

Así que Neymar no traicionó al Barça, ni es un “pesetero” con su decisión. Neymar apostó por ser el gran atractivo de una liga menor que sueña con tener la atención de todo el mundo futbolístico y lo logró. Será la máxima figura del PSG, algo que seguramente ni con el paso del tiempo ni cuando llegará el retiro de Messi, iba a alcanzar con el Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s