Deja Vu En Las Finales De La NBA

Por: Axel Eduardo Hernández Barrera

La NBA tiene esa magia y contundencia que otros deportes no tienen con sus participantes, aquella facilidad de crear dinastías feroces en la duela, dinastías que marcan una época imborrable en la historia de la asociación; que les exige (al igual que su deporte) la rapidez de construir equipos de época para competir, vaya, para hacerle frente al gigante en turno.

Hoy en día la disputa por ver quien es el gigante del deporte ráfaga aún está en el aire, pues hoy las finales las disputan por 3er año consecutivo los Cavs (campeones vigentes) contra los Warrios (dueños del primer titulo que se disputo en la presente trilogía entre ambos) y parece ser que son estas finales las llamadas a consagrar a alguno de los dos equipos como una dinastía indudable, pues poco importaran las siete finales consecutivas del rey LeBron o los números apoteósicos de Curry incluyendo las 73 victorias de la temporada pasada. No, nada importara sino marcar la diferencia necesaria para levantar el titulo máximo.

A dos partidos de haber iniciado la serie definitiva por el titulo los Warriors (are you coming out to play) al igual que hace un año tienen a los Cavs en la lona con un contundente 3-0 (en la serie) y al igual que la temporada pasada los han barrido en el tablero aunque las victorias esta temporada tienen una diferencia… Kevin Durant, pues el nacido en Washington D. C. hace parecer las victorias muchos más contundentes (eso tal vez tenga que ver con que busca su primer campeonato de la asociación) ante unos Cavs que parecen tenerle mucho miedo a los triples del conjunto de la bahía, dejando de lado una defensa mucho mejor parada en la duela y abriendo la canasta a todo un equipo.

NBA Finals inn

Bien dicen: “La serie no arranca hasta que ambos equipos juegan con su gente” además de que sería un error dar por muertos a un equipo que la temporada pasada hizo historia al remontar un 3-1 en contra, aún más grave sería olvidar la fortaleza mental y física de quien será un salón de la fama indiscutible, LeBron James no dejará de pelear hasta el último cuarto ni tampoco dejará de tener esa mirada penetrante, lasciva para el rival y que evoca a la búsqueda incansable de la gloria a través de la competencia, pero todo rey tiene un general y ese sin duda es Kyrie Andrew Irving quien fue el motor verdadero de los Cavs para conseguir su único campeonato hasta ahora.

Hoy, en casa los Cavs buscarían dar un golpe de autoridad para poder tener aspiraciones, al menos anímicas. Pero no y a pesar de una extraordinaria primera mitad de LeBron y sus Cavs que defendieron su casa con uñas y dientes e incluso estuvieron en ventaja por siete puntos en par de ocasiones… pero cuando los Warrios se prenden ¡CARAMBOLAS! Son intratables en la duela pues Durant y Curry le dieron cátedra a un fantástico Lebron y a Irving quien mostró un gran nivel aunque en este momento de las finales nada parece ser suficiente para detener a Golden State que con mucho drama derroto 118-113 a domicilio a los campeones para encaminar no sólo un campeonato, una dinastía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s