“Cruzazulea” Chivas En La Ida

Por Axel Eduardo Hernández Barrera

La primera parte de la gran final se jugo de forma intensa en la jaula del tigre y dejó un resultado de 2-2 que a primera vista parece ser un gran marcador para el Guadalajara, pero no necesariamente es así ya que el primer tiempo ambos equipos fueron a buscar un gol, pero ninguno tenía el punch para hacerlo; Las Chivas con tantas lesiones parecía adaptarse al partido, mientras los felinos se vieron muy confiados y esa confianza se convirtió en el peor partido jugado en la liguilla para el equipo de Ferretti.

El Rebaño tuvo la virtud de aprovechar los errores del arquero Nahuel Guzmán quien en un tiro de esquina rechazo de forma muy apresurada el balón, rebotó en un compañero para posteriormente caerle con moño de regalo a Pulido para gritar el primero de la noche.

CHIV-TIG PT

Cabe destacar la intensidad ofensiva de Tigres en los siguientes minutos, poniendo en aprietos con mucha velocidad a los defensores rojiblancos que a pesar de los embates felinos supieron contener de forma inteligente. Contando también con la seguridad que Rodolfo Cota pues resolvió los disparos de Dueñas, el mejor hombre de los universitarios hasta ese momento.

A la final no le pasaba mucho, Almeyda había acomodado sus piezas de tal manera que contuvieran a los dirigidos por el Ferretti. Les dieron la posesión de balón y buscaron hacer daño con latigazos a Pulido o a Pizarro y fue justamente esta mancuerna la que cristalizó el segundo tanto de los tapatíos una vez más con colaboración de Guzmán quien ante un tiro cruzado de Pulido que no llevaba mucho peligro, el ‘Patón’ trató de tomar el esférico en dos tiempos concediendo un rebote que Pizarro guardó en el fondo de las redes.

Si, el rebaño ya lo ganaba 2-0 al terminar el primer tiempo ante la incredulidad de propios y extraños. Las Chivas fueron sumamente inteligentes en su juego, sabían de la peligrosidad de Gignac que hasta ese momento no había tocado la pelota prácticamente para nada, pero que de un momento a otro la bestia podría despertar para acabar con el sueño del equipo que curiosamente lleva los colores de su patria como propios y al minuto 85 fue el mismo francés quien hizo estallar al volcán en una algarabía provocada sólo por esos equipos capaces de hacer lo imposible algo cotidiano.

TIG Inn

El escenario era perfecto para un remontada de campeonato (una más) para los Tigres, que se han acostumbrado a los nervios provocados por un final y ahora ellos buscarían aprovechar el desacomodo táctico del rebaño, desacomodo provocado por la lesión de Edwin Hernández y el ingreso de Miguel Ponce quien lleva mucho tiempo lejos de su mejor nivel, cosa que Luis Rodríguez aprovechó con un pase de más de 20 metros para Gignac quien le ganó la espalda a Alanís también a Ponce e hizo ver muy mal a Cota que precipitadamente salió en busca de un balón que recogería en el fondo de su portería.

Partidazo este de la ida, con muchos errores que en el análisis se traduce en goles y un partido de vuelta que se antoja muy parejo pero con un favorito… Los que visten de amarillo.

TIG-CHIV FINAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s