Aaron Hernandez: El jugador que nació para ganar, pero decidió perder.

Por Jorge Francisco Baez

Aaron Hernandez, un talentoso jugador, un excelente ala cerrada y un buscador de oportunidades. Un jugador que tenía todo para ganar y solo le bastó un instante para perder todo.

Aaron figuró como una joven promesa del fútbol americano desde su adolescencia en Bristol, cuando en el 2006, ganó premios y generó varios records, entre los que destacan: más intercepciones,  yardas recibidas por juego y de anotaciones, el séptimo mejor del estado y también lo consideraron como el mejor jugador reclutado por la universidad en el 2007.

¿Pero, desde allí comenzó la tragedia de este joven prodigio? era muy unido a su padre, Dennis Hernandez, quien ese mismo año, falleció tras una complicación de una cirugía a la que fue sometido por  una bacteria. Después de superar eso fue llevado por los Gators de la Universidad de Florida para que jugara para ellos como ala cerrada.

En Florida  tuvo un promedio de 1382 yardas recibidas y 12 touchdowns donde también logro ganar en el 2009 el John Mackey Award como una de las mejores alas cerradas del fútbol americano colegial de la NCAA.

New England Patriots tight end Aaron Hernandez celebrates after scoring a touchdown against the Houston Texans during the first half of their NFL football game in Foxborough

Fue en el 2010 que decidió dejar su carrera colegial para dar el gran salto y ser elegido en la ronda 40 del Draft por los New England Patriots, ese mismo año, fue elegido otro de los mejores alas cerradas de los patriotas, Rob Gronkowski. En el 2012 Aaron Hernandez, firmó  por 12.5 millones de dólares, el mayor bono del que se tenga memoria por un ala cerrada de la NFL y la segunda mayor extensión de contrato antes del que tiene “Big Gronk”.

Hernandez con los Patriotas ganó premios como del novato del año, y logró a lado de Tom Brady, grandes anotaciones y llevó a los Patriotas a una gran campaña, sus números siguen estando dentro del top 5 de las mejores alas cerradas, así como romper varios records de recepciones en el 2010.

¿Qué se podía decir? El jugador que lo tenía todo, un padre con una bella hija, un novato ejemplar, pero que fue lo que sucedió, el 26 de junio del 2013 Aaron Hernandez fue arrestado por el cargo de asesinato de primer grado y portación de armas, durante su carrera como jugador se le adjudico que también ya había sido responsable de la muerte de dos personas más.

Un juez en el estado de Massachusetts lo condenó a cadena perpetua. Dentro de la cárcel Hernandez también se vio infligido en varias peleas donde fue acusado de estar en una pelea en Bristol.

aaron

Esta trágica historia llegó a su fin la madrugada de este miércoles al encontrarlo asfixiado en su celda con un mensaje en su cuerpo en el que se podía leer el versículo de la Biblia: Juan 3:16. Pasadas de las 3 de la mañana se le declaró muerto en un hospital en Massachusetts, la autopsia reveló que se ahorco con una sábana que amarro en la ventana de su celda.

Una trágica historia, un joven de solo 26 años que pudo vivir siendo una súper estrella de la NFL, pero desde su adolescencia se vio envuelto en muchos pleitos y casos de alcoholismo, sin embargo él fue muy buen jugador y que fue reconocido por la NFL y la NCAA.

Un joven que sin acabar su último año de la universidad fue elegible y que cambió la prisión por dos anillos de Super Bowl con New England. Un jugador que nació para ganar por su gran nivel atlético, pero decidió perder por sus errores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s